Las economías necesitan crecer constantemente para mantenerse dinámicas, pero en cambio los sistemas naturales crecen pero eventualmente mueren y el proceso parte nuevamente. Las economías en raros casos lo hacen, las empresas quiebran y nacen constantemente. Entonces, ¿Cómo es posible que las economías crezcan en un virtual infinito?

Paradojas

Mis primeros intentos de entender esta especie de paradoja fue con acercamientos de pseudo-documentales que asumían que la economía global es un esquema ponzi complejo, en donde generación fresca de deuda por parte de los bancos privados, pagaba las deudas otorgadas en el “pasado” manteniendo una especie de crecimiento económico ficticio. El problema que planteaba el autor de estos vídeos era que la deuda nunca podría ser pagada, porque la cantidad generada siempre era mayor a la anterior, por lo tanto los interés nunca iban a poder ser cubiertos en ningún plazo.
Otra arista de la paradoja es  fundamentar un crecimiento económico continuo y pseudo-perpetuo en el tiempo, siendo que todo que los recursos son limitados – fuerza laboral, recursos físicos, capacidad de deuda y ahorro – además que tasas de crecimientos prometedoras para países de ingresos bajos y medios rondan el 5% al 8%.

Fundamentación

Esquemas Ponzi

Los esquemas ponzi no son sostenibles, dado su carácter exponencial. Es decir necesitan una cantidad pseudo-infinita de personas para mantener el sistema, lo que es imposible, dado que nuevos inversores financian a los primeros inversores, hasta que los dueños del fondo se quedan con el dinero por capacidad de no pago. Aplicando el mismo concepto a la economía mundial donde los montos superan los trillones de dólares, el sistema hubiera reventado hace bastante tiempo con complicaciones bastante profundas. Incluso si se comparan a las crisis bursátiles más profundas  – la gran depresión y la crisis subprime –  fueron crisis recuperables  en plazos de mediano y largo plazo,  ocasionadas por exceso de confianzas, miopía y ambición. Por lo tanto, burbujas financieras no son necesariamente lo mismo a un esquema ponzi, dado que las dinámicas son diversas y el segundo concepto es intrínsecamente fraudulento.

Deuda = Inversión?

El segundo concepto es que la deuda bajo cierto prisma económico es inversión que se inyecta en la economía como también inyección de consumo a mediano y largo plazo para personas. Las empresas solo contraen deuda bajo lineamientos financieros que hagan sentido, es decir que el retorno de los activos sea mayor al interés pagado en la deuda pagada a los acreedores – independiente la fuente. Por lo tanto, la diferencia positiva revela una creación de valor económico que se traduce en utilidades para la empresa pero también mayor probabilidad de cumplir con los acreedores. Claramente es trabajo del banco chequear que los potenciales clientes cumplan con capacidad de pago para aumentar su probabilidad de pago a futuro.

Si asumimos que la deuda en su mayoría es concebida como inversión y no como gasto corriente, quedaría la duda de como mantener una demanda agregada creciente que pudiera alimentar esta constante expansión de empresas y otras organizaciones.

¿De dónde proviene crecimiento de la demanda?

Una de las explicaciones proviene de la sociología en donde su base fundamental proviene desde la familia. Aunque las tasas de crecimiento poblacional han estado decreciendo en los últimos años, al día de hoy nacen más personas de las que mueren. Por lo tanto, se genera más demanda agregada por personas que desean los mismos recursos. Otra explicación viene dada por el carácter cíclico de la economía en donde el enriquecimiento de todas las clases sociales provoca un mayor consumo y por lo tanto una mayor demanda agregada, ese crecimiento económico viene explicada por una mayor demanda anterior, por eso se entiende como circular y quizás auto explicativa, revelando el carácter normativo de la economía la cual no a todos les gusta.

Piedra Angular

Uno de los conceptos más interesantes para que haya crecimiento económico  largo plazo- lo que los economistas llaman PIB Tendencial o también crecimiento del PIB tendencial –  es  la productividad del capital y las personas ocupadas.
La productividad podría ser entendida como una mayor eficiencia en procesos, métodos y uso de recursos. Sin esta variable en constante crecimiento sería poco probable un crecimiento económico sostenible.
La productividad permite la generación de competencia, desarrollos científicos y utilidades al largo plazo. La derivada de la productividad podría llevar a preguntarnos, ¿existe un punto límite dónde no haya más espacio para mayor eficiencia?.
El análisis histórico dice que no por una simple razón, los procesos y/o uso de recursos no mejoran su eficiencia de manera lineal, sino que a veces se crean saltos tecnológicos disruptivos. Por lo tanto, se pierde la lógica Tayloriana de cambios incrementales para mejorar la productividad, porque la mayoría de las veces se llegan a puntos donde la eficiencia no tiene más espacio y es necesario aplicar nuevas perspectivas. El siguiente gráfico engloba un marco teórico llamado Curva-S en donde engloba cambios disruptivos a través de la historia.

Resultado de imagen de s curve innovation

Un ejemplo actual que vamos a presenciar mientras estemos vivos va a ser la computación cuántica. Actualmente los procesadores están constituidos por billones de transistores, que al día de hoy tienen un tamaño de 14 nanómetros constituido por 70 atomos de silicio. El problema está en que transistores más pequeños de 7 nanómetros pueden experienciar un fenómeno cuántico llamado efecto túnel, lo que quiere decir que la mecánica clásica dejaría de regir completamente dando a movimiento espontaneo de electrones. Dado que la ley de Moore predice una multiplicación de capacidad de procesamiento por 2 cada 18 meses, en un par de décadas procesadores en base a física cuántica será una realidad, siguiendo el gráfico de arriba.

En conclusión, el motor de la economía vendría siendo su constante eficientización para que los crecimientos de demanda como inversión/deuda sean sanos y conduzcan a resultados tangibles en el mediano y largo plazo. Al igual que la analogía de la naturaleza, el sistema económico se adapta siendo más efectivo como un acercamiento humano a la evolución.